Río Anisacate

[:es]


Fue considerado por los habitantes originarios de estas tierras como un lugar de sustento y protección. Antes de la llegada de los españoles un gran asentamiento desarrollaba sus actividades dentro de este territorio, y luego de este acontecimiento, se fueron esparciendo por los alrededores. De este a oeste, el río se encuentra plagado de elementos propios de los pueblos originarios como puntas de flecha, morteros, conanas, etc.

En un principio, el río comenzó a ser un obstáculo para transportar alimentos y trasladarse de un lado al otro. Fue así que Domingo Antonello, uno de los precursores del pueblo, realizó un cable carril con un canasto para transportar mercadería en donde cabía además, una persona.

Años después, este cable carril se disolvió y se construyó un vado que posibilitó la circulación de carretillas. En la década de 1930, se construyó el puente para facilitar el cruce de automóviles, asimismo el trazado de la ruta se cambió para hacer el tramo lo más recto posible.

El puente sobre el Río Anisacate guarda miles de recuerdos para la comunidad. Fue considerado como una casa para algunas personas que no tenían donde vivir. Ellas realizaban, entre otras cosas, canastos de mimbre y esperaban a los niños que iban camino a la escuela con mate cocido y tortillas.