Iglesia del Sagrado Corazón

[:es]


Se inauguró en 1941, año en el cual el padre Blas bendijo la piedra fundamental. Esta iglesia se convirtió en parroquia en el 2012 y actualmente abarca toda la zona de Paravachasca y es considerada como la puerta del Valle de Paravachasca.

El terreno fue donado por la familia Blas que junto con los salesianos participaron en su construcción. Los vecinos de Anisacate también colaboraron realizando rifas, kermeses y entre otras actividades para recaudar fondos.

Sus paredes fueron construidas con ladrillos de 45 centímetros y un techo de losa adornado con pilares de madera y tejas en la parte superior.

“La negrita Oviedo” vivía en la casa detrás de la iglesia y fue la primera persona en ver su construcción y en tener una llave. Para los anisacatenses, ella es una «fuente de historia” de esta Parroquia.